Un CRM Omnicanal da respuesta al nuevo perfil del cliente actual.

Por cliente omnicanal entendemos aquel que es capaz de interactuar con nuestra marca, compañía o negocio por múltiples y diversos canales. Algunos ejemplos serían, el correo electrónico, las redes sociales, el departamento de soporte, los boletines de noticias, etc. En definitiva, hoy en día, un cliente puede relacionarse con nuestro ecosistema de muchas maneras.

Un CRM tradicional, definido brevemente, da respuesta a la Gestión de los Clientes y de las oportunidades de negocio que tenemos con ellos. UN CRM Omnicanal extiende estos conceptos y nos permite gestionar los distintos canales de comunicación y negocio que podemos tener con nuestros clientes.

Al margen de adoptar una herramienta CRM adecuada, el CRM Omnicanal, como no podría ser de otra manera, nace de una reflexión interna dentro de las compañías sobre los canales que utiliza, ella misma y sus clientes y potenciales clientes. Y esto con un doble objetivo:

Poner en marcha o potenciar todas las vías posibles de comunicación.

Obtener información valiosa de los distintos canales para convertirlas en oportunidades de negocio.

La clave está en entender muy bien cómo se mueven tus clientes, cuales son sus expectativas en cada momento, y en poder consolidar todos los datos que tengas en una única base de datos para luego analizarlos y adaptar tus esfuerzos.

Para ampliar la definición de lo que consiste un Cliente Onmicanal, os dejo este interesante artículo: ¿Qué significa que el cliente sea “omnicanal”?

Como conclusión, si nuestros clientes usan distintos canales de comunicación, ¿a qué esperamos para adaptar nuestra relación con ellos?. Uno de los cambios que deberemos tomar es definir e implantar una estrategia Omnicanal bajo un CRM Onmicanal.

En OTREBAL podemos aconsejarte, tanto en la estrategia a seguir como en la herramienta a implantar, y ayudarte a poner en marcha tu CRM Onmicanal. Consulta nuestra servicios en ¿Qué es CRM? o ponte en contacto con nosotros.